Subir

La batalla contra el contagio de coronavirus nos tiene utilizando el lavado de manos como nuestra principal arma, de forma que nos lavamos las manos varias veces por hora. Muchos hemos por esto empezado a ver un nuevo problema: se nos resecan mucho las manos y en algunos casos se han agrietado, causando muchas molestias.

¿Por qué se está presentado esta alteración? Los jabones son unas moléculas que tienen la particularidad que presentan una porción que se pega a las grasas y otra que le permite unirse al agua, razón por la cual logran barrer las sustancias de la piel que son arrastradas por el agua para ser eliminadas.  Pero no solamente barren con las grasas de los recubrimientos de virus y bacterias, sino que además barren con la grasa que hay normalmente en la piel por lo que se elimina también la capa de barrera. Los jabones antisépticos tienen sustancias adicionales que se encargan de inhibir el crecimiento de las bacterias, pero son más irritantes que el jabón sin estos aditivos. En algunos casos, también se desarrolla alergia a algunos componentes de los productos de higiene de manos como emolientes o perfumes.

Los alcoholes son menos irritantes en la piel, sin embargo, se recomienda que después de tres ocasiones en las que se usen estos productos para higiene de manos o si hay suciedad visible, se realice lavado de manos con agua y jabón. De forma que incluso cuando utilizamos productos a base de alcohol también nos exponemos al riesgo de estas reacciones.

Una vez que se ha quitado el recubrimiento graso de la piel, es más probable que ésta se vuelva más sensible a la deshidratación y a los efectos de los detergentes en las capas más profundas de la piel. La acción de los jabones por lo tanto se vuelve más irritante, causando enrojecimiento, picazón, resequedad, y en casos severos, grietas en la piel.

El proceso de esta dermatitis se puede describir como una secuencia de eventos. Al lavar las manos constantemente con un jabón antibacterial, se empieza por provocar enrojecimiento de la piel debida a la irritación por sus componentes. Si continuamos lavando las manos con el mismo jabón, se empieza a notar mayor resequedad en las manos hasta que se producen algunas grietas, las cuales pueden provocar comezón, ardor o dolor, con empeoramiento al usar los productos de higiene de manos. Como la piel pierde su barrera, el último paso en la secuencia es la posibilidad de que la piel se infecte provocando celulitis.

¿Qué podemos hacer para evitar que esto suceda? Debido a que la medida más efectiva para controlar la transmisión de infecciones, tanto de COVID-19 como de gripes y diarreas, es el lavado de manos frecuente, la recomendación es cambiar en la medida de lo posible el tipo de jabón que se utiliza. Como se mencionaba anteriormente, los compuestos antisépticos son los que provocan mayor irritación, y se ha visto que el lavado de manos es efectivo con agua y jabón independientemente de las características del jabón, por lo que se pueden utilizar jabones sin aditivos y aún así tener el beneficio de la disminución de la transmisión de las enfermedades mientras se mantenga la duración de al menos 20 a 30 segundos frotando las manos. Lo ideal es, en la medida de lo posible, utilizar jabones neutros, sin perfumes, que se consideran poco irritantes.

Se pueden utilizar cremas hidratantes después de lavarse las manos, e incluso se puede cargar una botella con la loción que utilicemos para aplicarlo fuera de casa (si la limpiamos con frecuencia, para que no sea un foco de bacterias y virus). Las cremas hidratantes mejorarán la calidad de la piel, haciéndola menos susceptible a los irritantes.

Las soluciones hidroalcohólicas no sustituyen el agua y jabón, pero podemos recurrir a estas cuando el jabón que estamos utilizando nos produce irritación y de esta forma disminuir el número de lavados de manos que estamos realizando. Para utilizar estas soluciones hay que aplicar una cantidad suficiente que recubra la totalidad de la superficie de las manos, y frotar hasta que seque. Eso sí, hay que recordar que si las manos están visiblemente sucias la efectividad del alcohol como sanitizante disminuye y hay que recurrir al agua y jabón. No es necesario utilizar alcohol en gel inmediatamente después del lavado de manos; si se utilizó la técnica correcta, el alcohol tendrá poco beneficio adicional y solamente aumenta el riesgo de irritación.

¿Y si ya tengo rotas mis manos? En este caso, la hidratación de la piel se considera lo más importante, para ayudar a reestablecer la integridad de esta. Como el lavado de manos es la causa, se recomienda evitar entrar en contacto con las superficies para no tener que estar lavándose las manos tan frecuentemente, y evitar frotar las manos al secarlas utilizando una toalla, sino dando ligeros toques con la toalla para absorber el agua, evitando más daño por fricción. Si no se había hecho anteriormente, se debe cambiar el jabón que se usa a uno neutro. En algunos casos, cuando la irritación provoca grietas en la piel, es posible que sea necesario la utilización de antiinflamatorios tópicos como corticosteroides de baja potencia o tacrolimus, por lo que los casos graves deben ser valorados por el médico para determinar si están indicados.

El uso de guantes no se recomienda para la población en general, por cuanto se ha visto que no sustituye el lavado de manos. Lo ideal es cambiar los guantes después de cada contacto, y no funciona utilizar sanitizantes de manos ni lavar los guantes ya que estas sustancias pueden adelgazar el guante y restar efectividad. La mayoría de los guantes de látex tienen polvo para permitir que sea más fácil la colocación, pero este es potencialmente irritante incluso en aquellas personas sin dermatitis; los guantes de nitrilo o vinil son menos alergénicos, pero también son más caros y se tienen que cambiar con la misma frecuencia. Por otro lado, utilizarlos da una falsa sensación de seguridad, lo que hace que pasemos tocándonos el pelo o la cara incluso sin darnos cuenta, mientras que el guante se encuentra sucio.

Nota realizada por el Dr. Allan Jiménez Alpízar, Unidad de Servicios de Salud.


 

Enlace a otras páginas:


Noticia Anterior : «
Siguiente Noticia:

Oficina de Bienestar y Salud

Universidad de Costa Rica

Sede Rodrigo Facio

Email.: userviciossalud.obs@ucr.ac.cr

Calendario

diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Tamaño Fuente
Contraste
Created by Alex Volkov